Squirt: ¿mito o realidad?
27 views

Squirt: ¿mito o realidad?

octubre 24, 2019

Uno de los mejores placeres del ser humano, sin duda es el sexo; pero para las mujeres, se ha convertido en un reto gracias al famoso squirt.

Si es la primera vez que lees esta palabra, te contamos que se le conoce cómo squirt al líquido que algunas mujeres expulsan con la estimulación; lo cuál puede suceder una o varias veces en una relación sexual.

La palabra, significa «chorro», y es que este líquido transparente suele salir de esta manera; desde la uretra después de estimular el punto G.

Squirt

Síguenos en Instagram para conocer lo más hot en relaciones

Squirt ¿en realidad existe?

Antes que cualquier otra cosa, tenemos que decirte que el squirting es real; sólo que no todas las mujeres pueden lograrlo y no lo viven de la misma manera.

Dado a que este líquido sale del mismo orificio por el que expulsamos la orina; muchas mujeres creen que el squirt es orina, pero está muy lejos de ser cierto.

A pesar de que algunas afirmen que se sienten muchas ganas de orinar antes del squirt; es un líquido transparente y sin olor muy diferente a la orina.

Así lo consigues

Si te urge vivir el squirt sola o en pareja, a continuación te vamos a dar algunos puntos que tienes que tener en cuenta para intentar lograrlo.

  • Excitación a todo lo que da

Lo primero que tiene que pasar es que tú o tu pareja esté muy excitada; por lo que necesitas tranquilidad, tiempo y sensualidad en todo momento.

Squirt

Si lo quieres conseguir sola, te recomendamos que te desconectes de todo y de todos; para que sólo te concentres en lo que te gusta y lo que tu cuerpo quiere sentir.

Vivir esto sola por primera vez puede ser lo mejor, ya que nadie te conoce mejor que tú; además podrás después contarte a tu pareja cómo hacerte llegar al climax.

  • Preparando el cuerpo

Lo mejor que puedes hacer es tener una posición ideal en la que tú o tu pareja tengan acceso tu vagina.

Squirt

En esta ocasión recuéstate completamente boca arriba, y abre muy bien las piernas; así no habrá nada que te detenga

Para iniciar necesita ser estimulado sensualmente tu cuerpo, con besos, caricias y hasta mordidas; lo que sea necesario para estar muy excitada.

  • Entrando a la zona

Lo más recomendable es que para iniciar la estimulación vaginal estés muy lubricará; por lo que si no lo consigues naturalmente, necesitas un lubricante con base en agua.

Squirt

Ahora necesitan ser introducidos uno o dos dedos en la vagina (de preferencia dos), con los dedos hacia arriba; para empezar a buscar detrás del hueso púbico el punto G.

Sabrás que lo encontraste cuando sientas una pequeña protuberancia; la cuál hará sentir como si tuvieras ganas de orinar.

  • Estimulación adecuada

No se trata de tocar por tocar, ya que necesitas tener mucha paciencia y dedicación para encontrar el modo ideal.

Una gran opción es presionar delicadamente en varias ocasiones, haciendo una señal similar a la de «ven acá» con los dedos; si esto no funciona, puedes probar rotando los dedos por la vagina presionando en la zona.

  • Calidad y cantidad

Sabrás que vas en la dirección correcta cuándo empiece a crecer este punto; el cuál puede llegar a ser más grande que una almendra al ser estimulado.

Squirt

Esto puede tomar unos minutos, pero puedes ayudar contrayendo los músculos que liberan la orina; los cuáles están muy conectados con las glándulas de Skene, las responsables del squirt.

Mientras más cerca del orgasmo y editada estes es cuando la estimulación debe de ser más fuerte; pero siempre teniendo cuidado de no lastimar la vagina.

  • La práctica hace al maestro (o maestra)

Si la primera vez que lo intentan no llegan al squirt, no pasa nada; muy pocas personas lo logran tan rápido.

Lo esencial es conocer a la perfección el cuerpo y gustos de la persona en cuestión; así cómo dedicarle el tiempo y espacio para que se sienta lista para el squirt.

 

Te recomendamos: Los 5 lugares más hot para tener sexo

Share on Twitter Share on Facebook