Shake Shack México: la reseña honesta
156 views

Shake Shack México: la reseña honesta

septiembre 11, 2019

Shake Shack México tiene tan sólo unos meses de inaugurado; y ya se ha convertido en uno de los sitios más publicitados y concurridos de la Ciudad de México.

Esto ha hecho que muchos de los capitalinos y turistas hagan filas de hasta dos horas; sólo para conseguir una de las tan codiciadas hamburguesas que vemos en todos lados y saber si en realidad es un alimento imperdible o es pura mercadotecnia.

En Most Wanted nos hemos dado a la tarea de visitar este establecimiento, un día normal como cualquier comensal; para contarte nuestra experiencia de la manera más honesta.

Shake shack México

Ubicación y tiempo de espera de Shake Shack México

Algo que si tenemos que aplaudirle a Shake Shack México es su ubicación; ya que está a tan sólo unos pasos del Ángel de la Independencia, un lugar muy céntrico y de fácil acceso.

Si vas en auto móvil, tendrás que buscar un estacionamiento público, cómo el de los hoteles que están a unos metros; y si decides utilizar transporte público el metrobus que recorre Paseo de la Reforma es tu mejor opción.

En cuánto al tiempo de espera, te tenemos una mala noticia: en jueves a la 1:30 de la tarde, hicimos media hora de fila para acceder al establecimiento y unos 10 minutos más en ser acomodados.

Nos contaron que este es el tiempo promedio después de la 1 de la tarde, casi cualquier día de la semana; pero que en fines de semana puedes estar hasta hora y media en la fila.

Síguenos en Instagram para conocer los mejores restaurantes de México

Menú y sabores

El menú no es muy basto, pero tiene las suficientes opciones para los amantes de la comida rápida; encontrarás hamburguesas y algunos Hot Dogs, por si deseas probar algo diferente.

En cuánto a las bebidas, tenemos que admitir que nos llevamos una grata sorpresa; ya que tienes bastantes tipos de bebidas para acompañar tus alimentos, y a diferencia de otros establecimientos de comida rápida, puedes pedir bebidas alcohólicas como vino y cerveza.

Nosotros decidimos ordenar lo más pedido de Shake Shack México, para tener una idea más aterrizada de lo que los demás comensales están recibiendo regularmente.

Shake shack México

Nuestra elección fue una ShackBurger y una SmokeShack, ambas con una sola carne; acompañadas de unas papas a la francesa con queso, malteada de horchata y limonada.

Para empezar te contamos que las hamburguesas sencillas son muy pequeñas; por lo que difícilmente alguien con gran apetito quedará satisfecho con esta.

La ShackBurger es una hamburguesa con queso, lechuga, jitomate y ShackSauce; de la cuál podemos resaltar la carne, que se siente de excelente calidad, pero no tiene un sabor que enamore.

Lo mismo nos pasó con SmokeShack que tiene queso, tocino ahumado applewood, pimientos rojos cherry picados y ShackSauce. Nos gustó un poco más gracias al tocino, pero sigue sin trascender al compararse con otras opciones del mercado.

Las papas con queso son mucho mejores que las hamburguesas, ya que se sienten crujientes por fuera y suaves por dentro, y el queso Cheddar y Americano potencializa el sabor; aunque por su precio la porción nos queda a deber.

Ordenamos la malteada de horchata, ya que es exclusiva para Shake Shack México; pero tenemos que admitir que no es sorprendente y esperábamos un sabor mucho más intenso.

En cuánto a la limonada,encontraremos un buen sabor, que a quiénes les gustan las bebidas un poco más ácidas les encantará. Buena elección para acompañar tu comida.

Servicio a clientes y espacio

A pesar de lo que nos imaginábamos, Shake Shack México tiene un servicio a clientes muy mediano; que piensa más en la eficiencia que en el cliente y se traduce en varios momentos.

Al estar esperando mesa, sentaron antes a mesas más grandes para no darnos una en la que acomodan a hasta 6 personas aunque no sea muy cómodamente.

Minutos después nos pasaron a una mesa mucho más pequeña en la que prácticamente te encuentras estorbando al de junto. Estando ya sentados comiendo, también nos movieron para «acomodar» las mesas que estaban en la misma sección; algo que se termina convirtiendo en molesto.

El lugar es muy pequeño y no caben más de 150 personas sentadas, lo que no ayuda a que puedas disfrutar de tus alimentos tranquilamente; esperamos que para las siguientes ubicaciones de Shake Shack México tomen esto en consideración.

Conclusión

Al ya haber consumido estas hamburguesas en otros lados del mundo, al principio teníamos expectativas bastantes altas; que al pasar de las semanas fueron bajando por los comentarios de quiénes habían salido decepcionados del lugar.

Sin duda alguna tienen un gran concepto y excelentes instalaciones que te hacen querer quedarte por mucho tiempo; pero es una lástima que eso sea lo mejor de la experiencia.

Otro gran problema al que se enfrenta es que tiene comida y concepto Fast Food; pero con precios que están más cerca de un restaurante normal, lo cuál te hace esperar más de lo que recibes.

Ya desde el tema de hacer más de media hora para poderte sentar, te hace pensar si en serio quieres ir a Shake Shack México; y si además te contamos que tienes que pedir tu orden completa a la primera para no regresar a la fila para el postre, la cosa se pone peor.

Lo que más nos gustó y por lo que probablemente regresaríamos son las papas con queso; pero nadie haría tanto tiempo en una fila para conseguirlas.

Las hamburguesas por tamaño y sabor se quedan muy cortas y no sientes que valgan lo que estás pagando; lo mismo pasa con la malteada de horchata que es la más cara del catálogo.

Si no te molesta gastar más de media hora en una fila y aproximadamente 300 pesos por persona; visita ya Shake Shack, pero si no te emociona tanto, quizá sea mejor ir en unos seis meses o hasta que baje la moda. Quizá también la calidad mejore para ese entonces.

Te recomendamos: El Mural de los Poblanos, restaurante imperdible

Share on Twitter Share on Facebook