Como relajarse sin salir de la Ciudad de México
263 views

Como relajarse sin salir de la Ciudad de México

noviembre 28, 2018

Sabemos que la vida en esta ciudad es cada vez más caótica, el trabajo y las muchas obligaciones extras que tenemos en nuestras vidas, hacen muy necesario saber cómo relajarse y estar en paz consigo mismo.

¿No puedes salir de la ciudad o no quieres, pero tampoco puedes quedarte solo en casa?

Pues te comparto la que fue mi mejor opción: refugiarme en un hotel en la CDMX.

Lo primero que debes de hacer es buscar un hotel lejos de dónde vives, y seamos honestos, si cruzas la ciudad seguro estarás mínimo a una hora de distancia, lo que te hará sentir libre de lo que te rodea.

Yo elegí la zona de Santa Fe para mi fin de semana, ya que esos días está mucho más tranquilo y además casi no visito la zona, por lo que me pareció ideal para tomarme un respiro de todo.

Cómo relajarse desde el Día 1

El check-in en el hotel era a las 3 de la tarde, por lo que a esa hora llegué, hice los trámites necesarios y me instalé en lo que sería mi habitación por los siguientes dos días, en menos de 10 minutos.

La primera recomendación sería comer antes del check in o probar algo de lo que te ofrece el hotel; así no pierdes tiempo valioso que puedes pasar relajado, pensando en comida.

Hoteles para relajarseAl llegar a la habitación, decidí dejar mi teléfono celular lejos, y darme la oportunidad de desempacar las pocas cosas que había llevado, para ponerme cómoda y revisar qué tenía en la habitación.

Empacar un libro fue la mejor decisión que pude haber tomado; por horas estuve leyendo en una comodísima y enorme cama.

Sin preocuparme de nada, cómo no lo había podido hacer en años, dejando el tiempo pasar así sin más.

La ubicación es esencial

Tengo que admitir que elegí un hotel que estaba a nada de restaurantes y tiendas por si necesitaba algo no tuviera que desplazarme demasiado.

Conservar el estado zen es una prioridad; y sí que lo agradecí ya que al caer la noche sí necesité de esas amenidades cercanas.

Compré para cenar una ensalada riquisima que se me antojó en el momento, y la llevé a mi habitación para cenar sola; de nuevo en la cama en pijama, con la televisión de fondo, tranquila y sin pensar en nada más, justo la relajación que necesitaba ese fin de semana.

Hoteles para relajarseTuve tiempo para tomar un baño en la tina de mi habitación, y con unas sales de baño que compré con anterioridad; seguí mi proceso de relajación acompañado de música suave y mis pensamientos.

La segunda recomendación es esta: escoge un momento para meditar y pensar en lo que estás haciendo; qué te gustaría hacer, ya que generalmente tampoco tenemos el tiempo para tener una conversación con nosotros mismos.

Después de esto, resulta muy fácil dormir como bebé, y si necesitas ayuda rocía un poco de esencia de lavanda en tu almohada, esto logrará que te relajes un poco para así descansar completamente.

Y recuerda, no te preocupes por la hora, estos días el tiempo es relativo y dormirás el tiempo que tu cuerpo requiere ni más ni menos.

Día 2

Desperté más tarde de lo habitual, y también mucho más descansada de lo que suelo levantarme ya que el silencio que rodea a este hotel, lo permitió completamente, así que leí un poco y me dirigí a la regadera, para después bajar a desayunar.

Hoteles para relajarseDesayuné en el restaurante del hotel, ya que mi habitación incluía buffet y claramente no lo iba a despreciar.

Escogí una mesa lejana al resto, en primera para no distraerme de mi relajación y en segunda porque traia pants y sudadera; cero me esforcé en arreglarme y preferí ser lo menos visible posible.

Mi desayuno fue abundante pero sano, porque una de mis metas es una mejor alimentación, por lo que fue un gran día para seguir este proceso acompañado de té verde, claro está.

Aprovecha todo lo que el hotel te ofrece

Después de reposar la comida visité el gimnasio del hotel por poco más de una hora.

Puse en mi celular las canciones que más me motivan para hacer ejercicio; y dar lo mejor de mí sin más distracciones que moverme al ritmo de la música.

Alberca para relajarseMe di otro baño rápido para poder disfrutar de la alberca un rato, ya que el día estaba increíble para dejar mi estrés atrás con una margarita a lado de la piscina.

Después un pequeño chapuzón, que duró prácticamente el resto de la tarde; bueno hasta que mi estómago me hizo recordar que ya era momento de pensar en algo de comer, aunque aún era temprano para una cena.

Decidí pedir una pasta y una copa de vino a la habitación para comer viendo un poco de Netflix.

Después de un rato, me alisté para dormir y disfrutar de mi última noche refugiada en este hotel; que como todos sabemos tienden a ser muy acogedores y confortables.

Así que aproveché para acurrucarme y leer un poco más; para aprender a cómo relajarse lo primero es apagar todo y poner la mente en blanco.

Día 3

En mi último medio día, desperté un poco más temprano para guardar hacer mi maleta con calma, ya que las prisas habrían hecho desaparecer mi relajación de los días anteriores.

Puse música suave, me dedique a poner orden y alistarme para salir.

Al terminar volví a la bañera, para disfrutar del confort que te da meterte por completo en agua caliente, con sales aromáticas increíbles acompañadas con buena música de fondo.

Hoteles para relajarseDespués, ya con ropa menos cómoda me dispuse a desayunar de nuevo en el restaurante del hotel; pero ahora leyendo el periódico, para reintegrarme a la sociedad y saber que estaba sucediendo a mi alrededor.

Al terminar mi taza de café, me dirigí al front desk, sin prisas para hacer mi check out; lo cual me dolió un poco, ya que significaba que esta aventura de disfrutar mi tiempo de relajación, se había terminado.

Debo de admitir, que sin duda ha sido una de las mejores experiencias y más gratificantes.

Poder estar apartada de lo que normalmente me rodea y completamente en soledad, ayuda a pensar mucho, a quitar el estrés y a apapacharte a ti mismo; cosa que generalmente no hacemos por pensar en los demás; lo volvería a repetir mil veces más.

Otra buena opción es una escapada cercana a la ciudad, conoce esta opción en Valle de Bravo.

Te invitamos a seguirnos en Instagram

Share on Twitter Share on Facebook